El Consejo Noruego de la Lengua

El Consejo Noruego de la Lengua es el organismo estatal para consultas relacionadas con la lengua. La institución está bajo el Ministerio de Cultura. El consejo tiene alrededor de 35 empleados y es dirigido por un director y una junta directiva, nombrados por el ministro de Cultura. Además, la institución dispone de tres consejos especializados cuyos miembros representan los diferentes sectores de la sociedad y son competentes en asuntos de lengua. Los consejos especializados hacen propuestas y dan consejos en sus campos de especialidad.

En los estatutos del Consejo Noruego de la Lengua se establece que la institución tendrá como objetivos el fortalecimiento de la lengua noruega tanto en la actualidad como en el futuro y el sustento de las dos formas oficiales del noruego escrito – bokmål y nynorsk. La tarea de fortalecimiento de la lengua comprende tanto la lengua noruega en general como la variante nynorsk en particular.

El trabajo de la institución

El objetivo principal de la institución es que el noruego sea usado en todos ámbitos de la sociedad y no sea marginado por el inglés. Así, intentamos estimular en la administración pública, en el sector comercial y en la gente en general el convencimiento de que la lengua noruega sirve, y trabajamos para aumentar el conocimiento sobre el noruego.

El Consejo Noruego de la Lengua intenta fortalecer la posición de la lengua noruega con las siguientes medidas:

  • informar en nuestras publicaciones y páginas web sobre el correcto y buen uso del noruego;
  • contestar consultas electrónicas y telefónicas sobre la lengua (alrededor de 10 000 anualmente);
  • organizar de manera anual la conferencia El Día de la Lengua para crear debate sobre retos actuales para la lengua noruega;
  • ofrecer un servicio especial para los organismos estatales que se dedica a dar consejos a los empleados del Estado;
  • trabajar para que los recursos TIC estén basados en escritura y lectura en noruego, y para que se desarrolle una terminología y un lenguaje técnico en nuestro idioma nacional;
  • galardonar con un diploma a los empresarios que le hayan puesto un nombre noruego bueno y creativo a su empresa;
  • autorizar los diccionarios y vocabularios de uso escolar;
  • asegurar que todos los organismos del Estado respeten la distribución debida de las formas bokmål y nynorsk determinada por la ley;
  • dar consejos sobre cómo se deben escribir los topónimos en los mapas y en los indicadores de carreteras;
  • colaborar con instituciones públicas y privadas en iniciativas que fortalecen el uso del noruego;
  • administrar la ortografía del nynorsk y del bokmål y observar cómo se desarrolla la lengua.

Del denne siden

Del på Facebook Del på Twitter